Efecto de la intensidad del inóculo de Nosema ceranæ en el desarrollo de la parasitosis en individuos de sometidos a diferentes dietas
M. Porrini, E. Sarlo, D. Porrini, M. Eguaras.

El objetivo de la investigación fue evaluar el desarrollo de la parasitosis causada por Nosema ceranæ en individuos de Apis mellífera infectados con diferentes inóculos de esporas y su relación con la dieta consumida, bajo condiciones de laboratorio. Abejas recién emergidas, no infectadas, fueron acondicionadas en tres grupos según la dieta suministrada (adlibitum):
jarabe de alta fructosa (J.A.F.) + polen fresco ensilado (Grupo A), J.A.F. + Apipromotor® (3.5ml/lt)(Grupo B) y J.A.F. (Grupo C) y confirmadas en incubadora (65% H.R., 32º C) durante 6 días.

El día 7 se inoculo cada individuo con 10 μl de solución azucarada (1:1) conteniendo 0, 46.000, 230.000, 1.150.000, esporas de N. ceranæ (1,2,3 y 4). Los individuos de grupos A, B y C, fueron divididos en cuatro subgrupos para recibir los inóculos correspondientes. Los tratamiento se realizaron por triplicado (15 abejas / réplica) continuando con la alimentación previa a la inoculación.
Los días 3, 6, 9 y 12 post infección (p.i.) se extrajeron tres ventrículos por replica para cuantificar esporas en hemocitómetro. la mortalidad fue monitoreada diariamente. El día 3 p.i. no se hallaron diferencias significativas en el número de esporas entre los tratamientos (p>0.05). A partir del día 6 los grupos infectados y alimentados con polen registraron conteo significativamente mayores que el resto de los tratamientos (p<0.05).
En estos grupos sobrevivieron individuos hasta el final del experimento, alcanzando valores superiores a los 12.000.000 de esporas, mientras que los otros tratamiento no sobrevivieron al día 10 p.i. con conteos máximos de 1.400.000 esporas. Los inóculos infectivos ensayados presentaron diferencias significativas con el control a partir del día 6 (p.i.<0.05).

Unicamente cuando se suministra la dieta A, se obtiene diferencias entre los inóculos. Los datos presentados en este trabajo demuestran que la composición de la dieta y la intensidad del inóculo influyen directamente en la velocidad de proliferación de la parasitosis y supervivencia de la abeja melífera. Sabiendo que la suplementación proteica es una practica frecuente, principalmente en zonas carentes de polen, los datos presentados deben ser considerados en función de optimizar el plan de manejo de la parasitosis generadas por Nosema ceranæ.